“Transradio – Primera parte”

“Transradio – Primera parte”

Sinesio Darnell

Antes de proceder a analizar los diferentes métodos, que actualmente se vienen empleando en la grabación de fonemas paranormales, quiero transcribir algunos de mis últimos pequeños diálogos, que tengo registrados en mi diario de experimentación. Más adelante expondré los métodos, así como sus ventajas e inconvenientes,

Nº 1: A través de uno de mis aparatos de radio, de una forma perfectamente audible e inteligible, me llaman cinco veces por mi nombre. Es una voz, joven, una tanto cantarina y alegre.

Voz: Sinesio.

Pre: ¿quién eres…?

Voz: Tu amigo. (El contacto empieza a perder calidad, se debilita)

Pre: ¿Seguro?

Voz: Te quiero… (muy débil y poco audible)

Esta grabación, como la que expongo seguidamente, han sido obtenidas en la banda BC. Oscilando el dial, entre los 140 metros y los 150.

Nª 2: Espontáneamente una voz muy diferente a la anterior, esto es, bastante grave y ronca, comenta:

Voz: He encontrado a Dios.

Ante este comentario insisto para que amplié lo que acaba de decir. Por desgracia no consigo nada, me quedo un tanto frustrado. Pero al atardecer del mismo día, vuelve a grabarse la misma voz.

Voz: Ánimo.

Pre: ¿Qué debo hacer para una mejor captación?

Voz: Continúa.

Pre: ¿Seguro?

Voz: Insiste.

Pre: Bien… lo haré.

Voz: Premio.

Nª 3: Trabajando en la frecuencia ya mencionada, en una ocasión, una voz imperiosa, exclama:

Voz: De lo muertos…

Pre: ¿Qué quieres…?

Voz: No lo se.

Pre: ¿Quién eres…?

Voz: No lo sé…

Pre: ¿Dónde estás…?

Voz: No lo sé…me hace daño.

Pre: ¿Qué puedo hacer yo por ti?

Voz: Quiero salir de aquí… (la comunicación se debilita hasta extinguirse )

Como se comprenderá, esta comunicación me impresiona bastante, hasta tal punto que durante unos días no experimenté.

Nº 4: Repentinamente reconozco una voz.

Pre: ¿Quién eres?

Voz: Soy J.F. (me da el nombre completo pero por ética sólo pongo sus iniciales)

Pre: ¿Qué quieres Juan?

Voz: Que reces mucho

Pre: Rezaré por ti… ¿contento?

Voz: Te lo agradeceré mucho

Pre: ¿Algo más?

Voz: Tu oración.

Pre: ¿Cómo estás?

Voz: Menos bien.

Pre: Si rezo por ti ¿estarás mejor?

Voz: Yo creo que sí

Lo más curioso de este dialogo es la despedida. Es muy tarde y estoy muy cansado, después de una dura jornada de trabajo, por ello me despido diciendo: “Mañana volveré a intentar contactar contigo a esta misma hora, hasta mañana Juan.

No sin adivinar cierto tono de sorpresa, la conocida voz me pregunta: ¿Qué es mañana para ti?.

En cierto artículo que publiqué hace ya algún tiempo escribí: ” Casi desde un principio de la experimentación psicofónica, se apreció la necesidad de aportar un substrato energético para incrementar con ello el número e intensidad de los vocablos paranormales. De este conocimiento de la necesidad de “aportes” nace el concepto de “trilogía” en todas las prácticas de Transcomunicación Instrumental”

Entendemos por “trilogía” los tres puntos esenciales para la realización de todo fenómeno de TCI. Estos son:

1 – Una “inteligencia” exterior, que desee comunicarse con nosotros.

2 – Una “energía” agregada que puede ser modulada por la inteligencia

3 – Un “soporte” donde se manifieste la modulación de la inteligencia

Pongamos un elemental ejemplo: Un alfarero concibe una jarra o cualquiera otra pieza, ello es fruto de su “inteligencia”. Indudablemente para moldearla necesita de su fuerza física “energía”. Y le es imprescindible un algo físico, donde se manifieste su obra, en este caso será el barro, “soporte”.

En TCI la “inteligencia” será la entidad comunicante. Las “energías” debemos aportarlas nosotros en forma, acústica, hertziana y/o lumínica. Con referencia al “soporte” de momento se emplean, placas fotográficas, cintas magnéticas o diskets, superficies tratadas con productos fluorescentes o fosforescentes, entre estos productos cabe destacar el platinocianura de bario. Solo el binomio energía/soporte es el que nosotros podemos manipular como piezas de ensayo.

La psicofonía acústica, la voz es más humanizada sobre todo si empleamos como portadora acústica, una mezcla de notas de la escala musical emitida por órgano, o bien ruidos naturales mezclados, lluvia, susurro el viento, ruido del agua en un riachuelo, etc

Con referencia a las grabaciones vía radio, hay que distinguir dos clases. Las primeras son aquellas que no dejan de ser “acústicas”, pues son el resultado de la modulación del ruido blanco, entre el altavoz y el micrófono. Las segundas (las más importantes) son las que se generan en los circuitos interiores de la radio, y que son audibles al salir por el altavoz. Se nota perfectamente como la onda es modulada, y en ocasiones hay un leve descenso de la portadora. Algunas veces son perfectamente inteligibles, por lo que el diálogo está asegurado. En otras ocasiones captamos su salida por altavoz pero no interpretamos su contenido, para estas emplearemos el siguiente método: Al detectar una entrada audible pero no inteligible, presionaremos unos segundos la tecla REW/REV sin parar la grabación, así volveremos a oír la grabación y una vez interpretada, haremos la pertinente pregunta que quedará grabada a continuación de la primera inclusión.

A estos “paravocablos” que se generan en los circuitos interiores de la radio, y que por lo tanto son audibles por el altavoz del aparato, me he permitido bautizarlos con el nombre de TRANSRADIO.

Lo que realmente es imposible, es dar unas pautas generales sobre cuales son las frecuencias más adecuadas. Lo que si se ha demostrado, es que las frecuencias muy altas, proporcionan grabaciones de mayor calidad y de mas bello contenido.

Según algunos físicos, dos concretamente que yo conozco personalmente, opinan que cuando operamos con tonos muy graves, nos acercamos a un mundo de bajos astrales, donde la velocidad de la luz tiende a cero y el radio de la masa a infinito, y por el contrario cuando operamos con muy altas frecuencias, la luz tiende a infinito y la masa a cero, ello correspondería a un mundo sumamente etérico

Hay dos puntos que actualmente se consideran interesantes, y que al parecer tienen su importancia en la obtención de psicofonías. Uno de ellos es la influencia de ciertos ciclos lunares, y el segundo es el tipo de iluminación que reina en el lugar de experimentación. Llegar a conclusiones sobre el efecto que puedan tener sobre las grabaciones estos factores es un trabajo largo que ha de basarse en cientos o miles de dados, para estadísticamente poder llegar a conclusiones fiables. (Continuará en el próximo número)

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.